Blog

Normas básicas de Seguridad para el Alojamiento Vacacional

seguridad_villaLa seguridad de nuestra villa y la de nuestros clientes es fundamental. Es importante tomar todas las medidas de precaución posibles para evitar algún tipo de percance durante la estancia de nuestros clientes.

Del mismo modo, hay que prestar una atención especial para los alojamientos para familias con niños pequeños, ya que éstos requieren de una serie de precauciones especiales.

 

A continuación compartimos una serie de normas y procedimientos de seguridad, que esperamos os sean útiles.

Procedimientos para la seguridad de los huéspedes:

  • Información de contacto: Facilita a tus huéspedes los teléfonos de emergencias locales e indícales dónde se encuentran el hospital y el centro de salud más cercanos. Proporciónales un número de contacto en el que poder encontrarte fácilmente si surge alguna emergencia, además de uno adicional. También debes dejarles claro cómo ponerse en contacto contigo si tienen dudas o algún tipo de problema.
  • Suministros: Ten un botiquín disponible y a mano.
  • Prevención de incendios: Asegúrate de que la alarma de incendios y el detector de monóxido de carbono funcionen, y de que tu propiedad cumpla con las normativas de seguridad gubernamentales aplicadas en tu zona (p.ej. la norma UNE 23034:1988). Debes contar con un extintor en perfecto estado de funcionamiento y mantenimiento.
  • Salidas: Asegúrate de indicar claramente cualquier salida de emergencia y pon un mapa en tu alojamiento.
  • Estancia: Establece unos límites de permanencia seguros: consulta las directrices a seguir en tu administración local.
  • Acceso: Revisa tu alojamiento en busca de cualquier zona donde los huéspedes puedan tropezarse o caerse. Puedes retirar el elemento que la hace peligrosa o marcarlo para que se vea claramente. Arregla cualquier cable que esté a la vista. Las escaleras deben ser seguras y tener barandillas.
  • Protección para los niños: Asegúrate de que tu alojamiento es seguro para los niños o avisa a los huéspedes de cualquier peligro potencial. Protectores en los enchufes y esquineros acolchados pueden salvarnos de más de un susto. Especial atención a la piscina, y si no contamos con vallas protectoras avisar a los clientes sobre el peligro de ello.
  • Climatización: Asegúrate de que tu alojamiento esté ventilado correctamente y de que el regulador de la temperatura se pueda localizar fácilmente y funcione. Además, debes dejarle claro a tus huéspedes cómo usar la calefacción sin peligro.

 

Fuente: Airbnb

Este Post tiene 0 Comentarios

Publica un comentario